Esta Asociacion surge como una necesidad del Taller de Familiares de Personas con Trastornos Mentales Severos yPermanentes (TMSP) del Centro de Salud "La Cruz de Carrasco".

domingo, 7 de agosto de 2011

MARCO de ACCION de la Declaración de Salamanca de1994

Se trata del Marco de Acción  sobre necesidades Educativas Especiales.

Entre las directrices para la  acción en el plano nacional se encuentra la Participación de la  Comunidad la que pasamos a trascribir :
58. Los Ministerios de Educación y las escuelas no deben ser los únicos
en perseguir el objetivo de impartir enseñanza a los niños con nece -
sidades educativas especiales. Esto exige también la cooperación de
las familias y la movilización de la comunidad y de las organiza -
ciones de voluntarios así como el apoyo de todos los ciudadanos. Se
pueden deducir varias lecciones muy útiles de la experiencia de
países o regiones que han procurado igualar las prestaciones educa -
tivas para los niños y jóvenes con necesidades educativas especiales.

Asociación con los padres
59. La educación de los niños con necesidades educat ivas especiales
es una tarea compartida por padres y pro fesionales. Una actitud
p o s i t iva de los padres propicia la integración escolar y social. Los
p a d res de un niño con necesidades educat ivas especiales necesitan
ap oyo para poder asumir sus re s p o n s abilidades. La función de las
familias y los padres podría mejora rse facilitando la info rm a c i ó n
n e c e s a ria de fo rma simple y cl a ra; responder a sus necesidades de
i n fo rmación y capacitación en atención de los hijos es una tarea de
singular importancia en contextos culturales con escasa tra d i c i ó n
de escolari z a c i ó n .


60. Los padres son los principales asociados en lo tocante a las necesidades
educativas especiales de sus hijos, y a elles debería
corresponder, en la medida de lo posible, la elección del tipo de educación
que desean que se imparta a sus hijos.



61. Se deberán estrechar las relaciones de cooperación y de apoyo entre
los administradores de las escuelas, los profesores y los padres. Se
procurará que estos últimos participen en la adopción de decisiones,
en actividades educativas en el hogar y en la escuela (donde podrían
asistir a demostraciones de técnicas eficaces y recibir instrucciones
sobre cómo organizar actividades extraescolares) y en la supervisión
y apoyo del aprendizaje de sus hijos.

62. Los gobiernos deberán fomentar la asociación con los padres mediante
declaraciones de política y la preparación de leyes sobre los derechos
de los padres. Se deberá promover la creación de asociaciones de
padres y hacer participar a sus representantes en la concepción y aplicación
de programas destinados a mejorar la educación de sus hijos.
También se deberá consultar a las organizaciones de personas con discapacidades
a la hora de diseñar y aplicar los programas.

Participación de la comunidad

63. La descentralización y la planificación local favorecen una mayor participación
de las comunidades en la educación y la capacitación de las
personas con necesidades educativas especiales. Se deberá alentar a
los administradores locales a suscitar la participación de la comunidad,
prestando apoyo a las asociaciones representativas e invitándolas
a participar en el proceso de adopción de decisiones. Para ello se
deberán establecer mecanismos de movilización y supervisión que
incluyan a la administración civil local, las autoridades educativas,
sanitarias y sociales, los dirigentes comunitarios y las organizaciones
de voluntarios en zonas geográficas suficientemente pequeñas para
conseguir una participación comunitaria significativa.

M A R C O  D E  A C C I O N
64. Se deberá buscar la participación de la comunidad para complementar
las actividades escolares, prestar ayuda a los niños en sus deberes
en casa y compensar la falta de apoyo familiar. Hay que mencionar a
este respecto el papel de las asociaciones de vecinos para facilitar
locales, la función de las asociaciones familiares, clubes y movimientos
juveniles y el papel potencial de las personas de edad y otros
voluntarios, tanto en los programas escolares como extraescolares.
65. Cada vez que una acción de rehabilitación basada en la comunidad se
inicie desde el exterior, corresponde a la comunidad decidir si ese programa
formará parte de las actividades de desarrollo comunitario en
curso. La responsabilidad del programa deberá incumbir a distintos
actores de la comunidad, entre elles las organizaciones de personas
con discapacidades y otras organizaciones no gubern a m e n t a l e s .
Cuando proceda, las organizaciones gubernamentales nacionales y
regionales deberán también prestar apoyo y de otro tipo.
Función de las organizaciones de voluntarios
66. Como las asociaciones de vo l u n t a rios y las organizaciones no
g u b e rnamentales nacionales tienen mayor libertad para actuar y
pueden responder más rápidamente a las necesidades manife s t ad
a s , se les deberá prestar ap oyo para que fo rmulen nu evas ideas y
p ro p o n gan prestaciones innova d o ras. Pueden desempeñar un pape l
de innovación y catálisis y ampliar el alcance de los progra m a s
p a ra la comu n i d a d.
67. Se deberá invitar a las organizaciones de personas con discap a c idades
- esto es, las organizaciones en las que dichas pers o n a s
i n fl u yen de fo rma decisiva - a que participen activamente en la
d e t e rminación de las necesidades, la fo rmulación de opiniones
y pri o ri d a d e s , la evaluación de los servicios y la promoción del
cambio
.
Sensibilización pública
68. Los responsables de la adopción de decisiones en todos los niveles,
comprendido el de la educación, deberán reafirmar periódicamente su
compromiso de fomentar la integración e inculcar una actitud positiva
en los niños, los profesores y el público en general hacia las personas
con necesidades educativas especiales.

69. Los medios de comunicación pueden desempeñar un papel predominante
en el fomento de actitudes favorables a la integración social de
las personas con discapacidades, venciendo los prejuicios, corrigiendo
la información errónea e inculcando un mayor optimismo e imaginación
sobre el potencial de las personas con discapacidades. Se
deberán utilizar los medios de comunicación para informar al público
de nuevos métodos pedagógicos, en particular las prestaciones educativas
especiales en las escuelas ordinarias, divulgando ejemplos de
prácticas acertadas y de experiencias satisfactorias.


PAG 37 a 40  de la Declaración de Salamanca 1994



No hay comentarios:

Publicar un comentario